La Economía una Providencia Divina

Sería insensato pensar que Dios que creo el mundo y por supuesto  al hombre, no hubiera previsto en su planificación y proyecto de creación,  cómo sustentar este individuo al que le dio el mandato cultural de administrar y sojuzgar la tierra, de reproducirse y multiplicar el género, además de  llenar todo el planeta multiplicándose a través de la familia.

Para tal empresa el creador tenía todo planificado y es así como vemos el origen del sustento para  el hombre y los animales en Génesis 1:11-12Después dijo Dios: produzca la tierra hierba verde, hierba que de semilla; árbol de fruto que de fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra y fue así. Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él según su género. Y vio Dios que era bueno.”

Es de este texto bíblico que podemos razonar y entender que Dios a través de esta acción había provisto lo necesario para que el hombre obtuviera sostén, provisión y riquezas por medio de las bendiciones colocadas en la misma tierra, cómo lo vemos más sencillamente? por medio de ideas fundacionales extraídas de dicho texto bíblico, las cuales mencionamos a continuación:

  • Dios hizo la economía para sustentar y cuidar al hombre.
  • La economía muestra el gran amor de Dios por la familia, al proveer y aportar recursos a través de  la creación.

Por medio de este análisis e ideas fundacionales podemos extraer dos principios o rudimentos básicos de la economía pensada por Dios y entregada al hombre para su beneficio y sustento sobre la tierra, como son:

  1. Con la economía Dios da el sustento a las familias por amor.
  2. La economía es una bendición de Dios que aporta riqueza a la familia

Pasaremos entonces a definir lo que es economía, desde la cosmovisión bíblica.

¿Qué es Economía?

Es principalmente la administración,  la regulación y el gobierno de una familia o las preocupaciones de un hogar.

Diccionario Noah Webster 1828

Así mismo, economía es también, un uso frugal y juicioso del dinero, esa gestión que gasta dinero en beneficio y no incurre en desperdicio y la frugalidad en el gasto necesario del dinero, se diferencia de  la parsimonia, lo que implica un ahorro inadecuado de gastos. La economía incluye también una gestión prudente de todos los medios por los cuales la propiedad se guarda o se acumula; una aplicación juiciosa del tiempo del trabajo y los estruendos del trabajo. 

Diccionario Noah Webster 1828

De los conceptos anteriores se puede destacar las palabras administración, regulación, gobierno, frugal o frugalidad y gestión. Debido a que estos conceptos son definiciones extraídas con un pensamiento centrado en las escrituras, entonces podemos encontrar también destacadas concordancias bíblicas (que adjuntaremos) que nos comprueban cómo piensa Dios y la evidencia  plasmada en su manual de vida para el hombre, en cuanto a la forma de administrar, regular, ser frugal y cómo gestionar el uso económico de los recursos. Indicando así, que no tenemos excusas para no gozar de una buena economía, a menos que estemos viviendo en estado de esclavitud, que no fue la idea original de Dios, sino, que creo al ser humano en estado de libertad natural, permitiéndole con este estado de naturaleza explotar todos los recursos y posibilidades otorgadas por él en el principio, a fin de cubrir sus necesidades.

Economía

Honra al Señor con todos tus bienes y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia y tus lagares rebosaran de mosto.

Proverbios 3:9-10

Gestión / Administración

Tuya es oh Señor, la grandeza y el poder y la gloria y la victoria y la majestad, en verdad,  todo lo que hay en los cielos y en la tierra; tuyo es el dominio, oh Señor, y tú te exaltas como soberano sobre todo. De ti proceden la riqueza  y el honor; tú reinas sobre todo y en tu mano están el poder y la fortaleza y en tu mano está engrandecer y fortalecer a todos.

1 Crónicas 29: 11-12 

 

Regulación

Todo está permitido, pero no todo es provechoso, todo está permitido, pero no todo es constructivo.

1Corintios 10:23

 

Gobierno

Y llegando Jesús, les hablo diciendo: toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

Mateo 28:18

 

Frugal

Cuando se saciaron dijo a sus discípulos: recoged los pedazos que sobran, para que no se pierda nada.

Juan 6:12

 

Con los conceptos desarrollados anteriormente podemos inferir que la economía como cualquier esfera de desarrollo humano no es una ciencia aislada, fortuita ni fuera de la cosmovisión bíblica,  todo lo contrario es una idea de Dios mismo, contenida en la propia creación universal y que el hombre ha descubierto y desarrollado a su favor, para su sustento y manutención, por lo tanto concluyo que desde la óptica bíblica:

Economía es la bendición de Dios para proveer al individuo los recursos necesarios para mantener a su familia, enseñándolo a maximizarlos a través de la frugalidad, ahorro y no desperdicio, lo que le evita caer en esclavitud de endeudamiento y reservar riquezas.

Onaiza Lubin