La moral de Dios para el hombre.
¿­Qué es la moral? ¿Por qué ahora se habla de ello? ¿Debería importarme? ¿Para qué sirve? ¿Dónde está? ¿Cuándo la necesitaré?

Estas y otras interrogantes se posicionan hoy día en los espacios públicos de toda la sociedad, incluyendo las redes y demás sitios de atención, pero que tanto influye el tema en nuestras vidas cada día y que debemos saber de ello.

La moralidad definida por el diccionario Noah Webster (1.828), Es una práctica, modales o conductas de los hombres como seres sociales, en relación del uno con el otro, con referencia al bien y el mal. La moral es aplicable a acciones que son buenas o malas, virtuosas o viciosas y hace referencia a la ley de Dios como el estándar por el cual se determinará su carácter.

Si verificamos el significado de alguna de las palabras usadas: Practica: realizar de forma habitual una actividad. Modales: manera de comportarse delante de los demás. Conducta: manera de actuar. Social: cómo actúa con la sociedad. Bueno: que está de acuerdo a la moral. Malo: que produce daño. Virtuoso: que posee bondad, honradez, generosidad u otro. Vicioso: hábito que no es bueno. Carácter: modo de ser de una persona.

Puede redefinirse entonces de la siguiente manera: La moral, es la actitud habitual de comportamiento  humano en la sociedad, de acuerdo a lo que es bueno, honrado o generoso y diferenciar si por el contrario produce daño, todo ello según la ley de Dios como modelo.

Así se fija una idea de lo que es la moral, es de notar que no queda nada al azar o parecer particular, porque al establecer como estándar la ley divina, elimina toda relatividad al respecto, sin embargo al no ser una fe ciega, puede razonarse la moral bíblica. No hay otro código moral atribuido a divinidad, que además sea tan completo, específico y práctico para la vida, es una cualidad única aplicada por el pueblo hebreo. De tal manera que, una persona puede considerarse moralmente correcta si cumple la ley de Dios, o por el contrario inmoral, por incumplirla. La moral bíblica es más razonable, que cualquier filosofía humana que incluya un concepto moral propio.

De acuerdo a lo redefinido ¿Cómo nos percibimos moralmente? ¿Qué tan morales son nuestras naciones? Toma nota de cómo es posible restaurar la sociedad. Sin lugar a dudas la ley de Dios es la norma moral para la humanidad.

Richard Garces